8/4/16

Mis relatos y el test de Bechdel

El test de Bechdel es un método que busca evaluar el papel de las mujeres en las obras de ficción. Para que una historia lo supere, debe cumplir tres requisitos que podemos sintetizar en uno: dos personajes femeninos tienen que hablar entre sí sobre algo que no sea un hombre. Resulta que una enorme cantidad de películas y libros no consigue superar el test, mientras que casi todas las obras superarían el test inverso, es decir, dos personajes masculinos que hablen sobre algo que no sea una mujer.



Hace poco me pregunté cuántos de mis relatos superarían el test de Bechdel y, tras echar un vistazo al blog, he descubierto que muy pocos lo hacen:
  • La maldición de los niños eternos: en este cuento de ciencia-ficción, de hecho, no aparece ningún personaje masculino. La protagonista, una ciborg, mantiene conversaciones sobre muchos temas con dos de sus compañeras.
  • Cucharita: es un relato muy breve en el que una pareja de mujeres tiene una bronca tremenda a causa de la afición a la escritura de una de ellas.
Eso en lo referente al blog. Después, me puse a ojear mi libro de relatos, "Un lugar para nosotros y otras perturbaciones literarias" y en él encontré que cuatro cuentos superan el test: 
  • Las amigas.
  • Iliya y Andrei.
  • La tarde de los muertos.
  • Más que a mi vida. 
En fin, bastante decepcionante, la verdad, aunque en mi defensa debo alegar que una buena parte de mis textos tampoco superarían el test inverso, pues escribo muchos cuentos breves en los que sólo hay un personaje o, en caso de haber más de uno, no llegan a hablar entre sí, o, si lo hacen, se trata de dos personas de distinto sexo.

De tal modo, por ejemplo, el microrrelato "480 minutos" no supera el test, pues sólo aparece un personaje, una chica que reflexiona sobre las agresiones sexuales que sufren las mujeres. Tampoco lo consigue "Noticias jodidas", en el que una mujer le habla a su novio sobre unas horribles noticias relacionadas con la violación en grupo como forma de castigo a unas niñas de La India. Por último, en mi eBook "Retazos de pasado mañana" hay numerosos nanorrelatos en los que, debido a la ínfima extensión que poseen, no queda claro si los personajes son masculinos o femeninos, aunque entre las 99 historias que componen la obra, hay una que supera claramente el test. La transcribo a continuación y aprovecho para animar a todas aquellas personas aficionadas a la escritura a que tengan todo este asunto en cuenta, por si les parece oportuno contribuir a que el 50% de la población represente papeles tan relevantes como la otra mitad, tanto en la ficción como fuera de ella:

Expectativas

Las chicas miraban la gigantesca nave que flotaba en el cielo.
—¿Tú qué esperas de los extraterrestres?
—Que sean vegetarianos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...