17/7/15

Todos los infiernos de la Tierra

Unos jóvenes capturan a un perro
y lo arrastran atado a una moto.
Después le acoplan un petardo gigante,
prenden la mecha y observan entre risas
cómo su cuerpo acaba hecho pedazos.

Un adolescente busca por Internet
cachorros en adopción.
Cuando los tiene en su poder,
los utiliza como sparring para sus perros
y comparte las fotos en Facebook
con comentarios jocosos.

Unos niños propinan una brutal
paliza a un burrito y después
lo violan con un palo.

Otros niños se dedican a reventar
gatitos de dos meses a patadas.

Y así podría continuar
hasta el jodido fin de los tiempos.

A menudo me pregunto qué sucede
en la cabeza de quienes opinan
que los derechos de los animales
no son una cuestión prioritaria. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...