1/8/14

Productividad, higiene y filosofía barata

Estoy en el trabajo.
Una mosca se posa sobre
la pantalla del ordenador.
Se frota las patas delanteras.
Se frota las patas traseras y las alas.
Parece una mosca muy limpia.
Sobrevuela unos segundos
la pantalla y vuelve a posarse.
Ahora no hace nada.
Sigue sin hacer nada.
Decido escribir sobre ello.
La mosca nunca lo sabrá.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...