12/3/14

Olvidar

Mis vecinos de abajo tienen un pájaro enjaulado. Cuando hace buen tiempo lo ponen fuera para que le dé el sol y respire aire fresco. Cada vez que me asomo a la ventana, la pobre criatura me oye y mira hacia arriba desde su pequeña prisión. Me mira y empieza a piar, y salta de un palito a otro o se agarra a los barrotes de la jaula. Me mira con curiosidad, como mira a los gorriones que vuelan libres a su alrededor. Me mira con sus pequeños ojos y mi corazón empieza a bombear tristeza hacia los míos. Me mira desde su aislamiento, desde su soledad, desde su inocencia absoluta, y me digo a mí mismo que soy escoria. Soy escoria por no hacer nada, por poner excusas, soy escoria por evitar el conflicto. Lo soy, sin lugar a dudas, porque cierro la ventana e intento pensar en otra cosa. Porque intento olvidar que ese pobre animal existe.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...