31/1/14

Un poco más

Es mi día libre
y conduzco por
una autopista
hacia un centro
comercial para
hacer la compra.

Me siento bien.

Quizá sea porque
el cielo está gris
y los árboles
están pelados o
quizá sea porque es
mi día libre -¿lo
había dicho ya?-.

Puede ser porque
estoy escuchando
música que me
encanta y que tenía
totalmente olvidada
o porque ya hace un
año que dejé de fumar.

Quizá sea porque
no paro de descubrir
escritores fascinantes
o porque mis gatas
están grandes y
preciosas y se
quieren un montón.

Pero entonces
paso por un tramo
de autopista en
el que el asfalto se
encuentra cada
pocos metros
salpicado con los
restos inertes y
resecos de lo
que en su momento
debieron ser
conejos o liebres.

Es espeluznante.

Mi día se ha 
jodido y pienso
en que la mayoría
de la gente se
preguntaría que
por qué coño
me afecta tanto
si solamente
son conejos.

Y esto hace
que aún se
joda todo
un poco más.




4 comentarios:

  1. También puedes pensar en toda la gente que sí comprende lo que sientes y a la que le encantaría compartir una mañana de sábado contigo, hablando de cualquier chorrada mundana o "profunda" :)

    Aunque seamos pocos.

    ResponderEliminar
  2. Me pasa lo mismo que a ti, cada trocito que me encuentro en el asfalto de un conejo, un gatito, un erizo, un ave... y no sigo que me pongo mala, es capaz de romperme el día.
    Yo tampoco entiendo que me digan que es un simple conejo... la vida de un conejo no es simple, pero la mente del que te lo dice, sí.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "la vida de un conejo no es simple, pero la mente del que te lo dice, sí."

      Qué gran frase :) Gracias por comentar.

      Saludos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...