12/1/14

Noches

Al parecer a Hemingway la Gran Vía
le recordaba a Nueva York, aunque
también es cierto que disfrutaba
viendo a un toro sufrir hasta la muerte…

Latas de cerveza por un euro,
autobuses nocturnos y taxis.

Prostitutas subsaharianas,
prostitutas rusas, prostitutas
de América del Sur y el Caribe…

Adolescentes vomitando por las
esquinas antes las doce.

Chicas agachadas entre los coches de las
calles aledañas dejando regueros
brillantes fluyendo hacia los desagües.

Mendigos bajo cartones
y mantas sucias, seguramente
soñando con otra vida. 

Y yo, caminando hacia Cibeles
con las manos en los bolsillos,
la cabeza en estado de sitio,
añorando los días en que al menos
podía consolarme fumando el
penúltimo piti de la noche.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...